viernes, 4 de mayo de 2012

Es hora ya de denunciar las injusticias sociales.

Ramón, cincuenta y tantos, hace unos meses perdió su pierna derecha por encima de la rodilla, está casi ciego, el otro pie tampoco lo tiene bien. Vive en un segundo sin ascensor, no tiene prótesis para poder moverse. Tiene que ir a una consulta al hospital, su médico de cabecera le expide el correspondiente documento para que una ambulancia lo traslade a la consulta. El permiso le llega denegado. Su hermana, funcionaria, tiene que pedir permiso para ayudarle a bajar hasta la calle, trasladarlo en su coche y demás. Ya ha agotado sus "moscosos"  para arreglarle papeles mientras estuvo ingresado... Esta es una realidad que, seguramente, se está repitiendo a diario en muchos puntos de nuestro país...
SIN COMENTARIOS.

2 comentarios:

  1. Las personas no importamos, solo importamos traducidos en dinero...
    Esto no tiene nombre!

    ResponderEliminar

GRACIAS por TUS COMENTARIOS. Intentaré contestar lo más rápidamente posible.
Por favor, DEJA un LINK a tu blog para que pueda visitarlo.
Thank you so much for taking the time to visit and leave a comment. I try my very best to answer any questions you may have. Please leave a link to your blog so I can visit you in return.