miércoles, 23 de enero de 2008

DESPUÉS DE LA LLUVIA

El "orballo", lluvia menuda y constante, forma parte de nuestro paisaje y aunque a muchas personas les resulta insoportable yo la siento como una acción reparadora. Así que después de una mañana de orballo y de la mano de unos cuantos rayos de sol todos los colores mejoran su apariencia... es como si les hubiésemos sacado lustre...


El sol se proyecta en el césped aportándole un brillo increíble.

Las calas están espectaculares

UNA NUEVA ROCALLA


Los arriates que rodeaban la casa estaban siempre con un aspecto pobre y descuidado dado que a nuestros perros, Coco y Lucy, les encantaba acurrucarse entre las plantas; hacían hoyos, rompían las ramas... con lo que este invierno decidimos hacer una rocalla ... !a ver que pasa...!. En principio están un poco confusos y, como las piedras son molestas, no hicieron ninguna intentona... !espero que dure!!!


Plantamos violas, claveles chinos y trasplantamos los tulipanes que nos trajeron de Holanda mi hermana y mi cuñado. !Cruzo los dedos para que no se estropeen!!

El efecto me gusta, aunque tengo muchas ganas de verlo en flor...


miércoles, 9 de enero de 2008

LLEGÓ EL INVIERNO

Estamos en época de heladas, vientos fríos, lluvias intensas y luz escasa... pero los colores de las flores y de los arbustos salpicados por aquí y por allá nos alegran la vista y hacen más llevaderos los días grises. Por eso es conveniente, cuando planificamos un jardín, tener en cuenta los períodos de floración para que nunca lo veamos desolado en el invierno.
!!Os invito a dar un paseo!!
El pieris está rojo y contrasta con la hiedra variegata que se arrastra por la piedra, así como también con la acorus gramínea que asoma del estanque.

El leptospermun en primer plano y las osteospermun que bordean el camino con bacopas blancas al fondo.
Las violas multicolores colorean el paisaje.

Aquí tenemos en primer término los osteospermun, más al fondo las últimas verbenas y, al final podemos entrever las fucsias.

La camelia está llena de flores y ayuda a iluminar el muro de piedra!

Las calas ya aparecieron!